Especialistas en brackets para adultos

La ortodoncia en los adultos tiene un punto de partida muy diferente al de los niños. Los huesos ya no crecen, puede haber ausencia de dientes, pérdida del hueso de soporte de los dientes; así como tratamiento anteriores, tales como coronas, implantes, etc. Además mover los dientes a su posición natural puede ser más lento que en el caso de los niños o adolescentes.

Todo ello hace que en casos complejos pueda ser necesaria la colaboración de diferentes especialistas (endodoncistas, periodoncistas, cirujanos maxilofaciales) para plantear una estrategia global y coordinada que permite resolver todos los problemas y proporcionar al paciente una dentadura funcional y estética.

Del mismo modo que uno de los principales motivos de que los adultos decidan someterse a una ortodoncia es la estética, son muchos los que renuncian a élla por el mismo motivo, ya que no quieren que se les vea con los conocidos brackets metálicos. Aunque también pesa la incomodidad de pensar que el tratamiento debe durar al menos dos años.

No obstante, en la actualidad la odontología ya dispone de otros recursos para conseguir que la ortodoncia de adultos sea poco visible para los demás:

• La ortodoncia lingual, con la que se coloca el aparato entre los dientes y la lengua, es una de estas opciones.

• La otra, muy reciente, es la que se conoce como ortodoncia invisible, consistente en el uso de férulas transparentes fabricadas con materiales similares al plástico, que no sólo son apenas perceptibles, sino que además se pueden quitar cuando se considere conveniente.Sin embargo, aunque la estética sea el principal foco de atención sobre la ortodoncia para los adultos, lo cierto es que lo importante en cualquier caso es lograr tener una dentadura sana y funcional, que permita optimizar el funcionamiento de la boca y resuelva los problemas estructurales existentes.

Y cuanto antes se haga mejor, ya que en los adultos es más compleja la resolución de problemas de apiñamiento dental, maloclusiones, etc. Cualquier tratamiento que se lleve a cabo sobre dentaduras con problemas de este tipo, sufre el riesgo de comprometer su eficacia a medio y largo plazo.

Antes de realizar una ortodoncia es asegurarse de que las encías están completamente sanas y, en caso contrario realizar un tratamiento periodontal adecuado. Sólo entonces se podrá realizar la ortodoncia.

En el caso de ser necesario reponer alguna pieza dental perdida, habrá que estudiarlo conjuntamente con el implantólogo, para valorar el momento de colocación del implante. Ya que se trata de tornillos de titanio que se fijan en el hueso deben colocarse en el sitio exacto para alinearse debidamente con los otros dientes.

Pese a ello, aun cuando el implante se haya realizado antes de decidir someterse a la ortodoncia, ésta podrá realizarse sin problema alguno. incluso ofrece la ventaja de que al tratarse de piezas que no verán alterada su posición, pueden servir de anclaje para los aparatos. Asimismo, la ortodoncia es también posible si el paciente, tiene coronas en los dientes.

Beneficios de la ortodoncia o brackets en adultos

La ortodoncia tiene muchos beneficios para el paciente adulto. Entre estos tenemos:

Mejora la estética. Podemos corregir esas pequeñas imperfecciones dentales que podamos tener y conseguir la sonrisa de nuestros sueños.

Mejora de la salud. También podemos corregir problemas de salud relacionados con la cavidad oral, además de mejorar ciertos problemas respiratorios y musculares. También se mejoran problemas de masticación, facilitando así la digestión de los alimentos.

Mejora de la pronunciación. Algunos problemas de oclusión pueden derivar en dificultades a la hora de articular ciertos sonidos. Gracias a la ortodoncia, muchas personas han conseguido pronunciar ciertos sonidos que no eran capaces de realizar debido a la fisiología de su cavidad oral. O, por el contrario, han logrado deshacerse de sonidos no deseados como el ceceo.

Prepara la boca para tratamientos de odontología posteriores. Por ejemplo, hay ciertos casos en los que la colocación de implantes dentales hace necesaria la creación de espacios mediante ortodoncia para la posterior colocación de estos.

Brackets metálicos

En nuestra clínica seguimos utilizando los Brackets metálicos, que son el sistema clásico de ortodoncia. Son unos pequeños dispositivos metálicos que van pegados a cada diente y están unidos por un fino alambre que se va cambiando en las sucesivas revisiones.

Permiten realizar todo tipos de movimientos de los dientes.

Aunque te puedan parecer todos iguales hay importantes diferencias entre ellos. Nosotros utilizamos Brackets de alta tecnología, en concreto los más pequeños que hay en el mercado y los que ofrecen una mayor eficacia, reduciendo así los tiempos de tratamiento y el número de visitas al máximo, dando asimismo estabilidad al tratamiento a lo largo de los años.

Contáctanos