Apnea del sueño: Qué es y qué puede producir

¿Estás luchando contra noches inquietas, fatiga crónica o ronquidos fuertes? Puede que te sorprenda saber que el tratamiento de ortodoncia puede cambiar las reglas del juego cuando se trata de abordar la apnea del sueño.

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es un problema más común de lo que parece y sobre todo empieza desde niños. Es una alteración en la que la respiración se interrumpe o se hace muy superficial. Esta interrupción de la respiración se debe a una obstrucción de las vías aéreas. La respiración disminuida en proceso de crecimiento, es decir, en niños puede alterarlo y crear disarmonías faciales y esqueléticas.

Se estima que la padecen un 5% de la población. La relajación de los músculos de la garganta durante el sueño produce un bloqueo de las vías respiratorias. Esto genera que los adultos con apnea obstructiva del sueño ronquen o jadeen. Pueden sufrir algunas pausas de respiración mientras duermen y es habitual que se despierten por la noche, que no disfruten del efecto reparador que debe tener el sueño. Esto les genera que sufran jaquecas con frecuencia, falta de concentración, cambios en el estado de ánimo y somnolencia diurna excesiva, entre otros efectos. También pueden sufrirla los niños.

¿Qué podemos hacer?

Los ortodoncistas necesitan jugar un papel más importante en la evaluación del desarrollo de la vía aérea y en la formación craneofacial, aunque la relación entre la vía aérea, la respiración y la maloclusión son temas controvertidos.

Ciertamente todo está relacionado durante el crecimiento y la forma que tienes los huesos maxilares influye en la función de la masticación y la respiración; y a su vez la función influye en la forma y desarrollo de los maxilares, por ello, es importante normalizar la forma y la función lo antes posible.

¿Qué puede producir la apnea del sueño?

Está claro que la obstrucción de la vía aérea disminuye la respiración. Una respiración disminuida puede causar malformación craneofacial y maloclusión dentaría. Todo esto puede llevar a un número abundante de entidades complejas como, por ejemplo, la respiración oral (respirar por la boca en vez de por la nariz), la apnea del sueño, los trastornos del sueño, el TDHA, etc.

La disfunción respiratoria puede provocar maloclusiones esqueléticas y dentales en los niños en crecimiento. Algunos ejemplos son la hipoplasia del maxilar superior, las mordidas abiertas, las mordidas cruzadas, el exceso de crecimiento vertical, etc. La respiración nasal, con la boca cerrada es fundamental para la buena salud.

La solución ortodóncica para la apnea del sueño

Si bien la apnea del sueño generalmente se asocia con la estructura física de las vías respiratorias superiores, la ortodoncia puede desempeñar un papel importante en el tratamiento de la afección. Así es cómo:

Mejorar la alineación de la mandíbula: el tratamiento de ortodoncia, como aparatos ortopédicos, puede corregir las mandíbulas desalineadas. Una mandíbula correctamente alineada puede reducir el riesgo de obstrucción de las vías respiratorias durante el sueño, promoviendo una respiración más suave e ininterrumpida.

Ampliar el paladar: la expansión del paladar crea más espacio en la cavidad bucal. Esta expansión puede ayudar a aliviar la constricción que contribuye a la apnea del sueño.

Mejorar la posición de la lengua: una lengua que cae hacia atrás durante el sueño puede obstruir las vías respiratorias y provocar apneas. La ortodoncia puede ayudar a garantizar que la lengua permanezca en una posición que permita una respiración sin obstáculos.

Los beneficios de un mejor sueño:

• Abordar la apnea del sueño mediante ortodoncia puede tener un profundo impacto en su salud general y calidad de vida.
• Mayor energía.
• Función cognitiva mejorada.
• Mejora del estado de ánimo.
• Riesgo reducido para la salud.