Tratamiento de invisalign en Bilbao

Microtornillos en ortodoncia

La ortodoncia engloba cualquier movimiento dentario orientado a mejorar la alineación de los dientes y la oclusión de una persona.

Los dentistas se sirven en ocasiones de herramientas que permiten agilizar este proceso y que son esenciales para lograr el resultado deseado.

Algunos de estos elementos auxiliares son las gomas de ortodoncia o los ataches en el caso de los alineadores transparentes, como Invisalign, pero también existen los microtornillos.

Los microtornillos o minitornillos o microimplantes, son un dispositivo auxiliar utilizado en el tratamiento de la ortodoncia para conseguir un anclaje más sólido y sin efectos adversos sobre los dientes de apoyo, permitiendo así hacer movimientos más complejos con apoyo óseo y cambios dentarios y del hueso alveolar que los rodea; o mover dientes de forma segmentaria o aislada, sin necesidad de colocar muchos aparatos o mover todos los dientes.

Los microtornillos se colocan en el hueso que rodea a los dientes, o en estructuras externas a los dientes de la Mandíbula o Maxilar Superior y se utilizan para ejercer fuerzas directamente, sujetar los alambres ortodóncicos o anclar y fijar uno o varios dientes, lo que ayuda a mover los dientes de manera controlada y predecible.

No olvidemos, que, si uno intenta realizar movimientos de dientes, apoyando en otros dientes, todos ellos queramos o no van a recibir las fuerzas y por tanto van a experimentar cambios, algunos de los cuales pueden no ser deseables o incluso perjudiciales

Estos tornillos son muy pequeños, ninguno supera los 2 mm de diámetro y unos pocos más de longitud. Su colocación es sencilla, rápida e indolora (con apenas unas gotitas de anestesia en la zona más superficial de la encía) y sin apenas complicaciones en el transcurso de su uso. Una vez se colocan entre los dientes o en otras partes del hueso, son poco visibles, no se nota que los llevas y la cabeza que emerge está muy bien diseñada para que las molestias sean mínimas o nulas.

Los microtornillos son una opción popular para los pacientes que buscan un tratamiento de ortodoncia discreto y efectivo y también una alternativa para movimientos que antes eran imposibles o arriesgados.

¿Cómo se colocan los microtornillos de ortodoncia?

Es una intervención muy sencilla y poco invasiva. Lo realmente importante es su planificación.

En primer lugar, el ortodoncista tendrá en cuenta cada caso de forma personalizada para decidir cuál es el lugar más idóneo para colocar el microimplante. Las zonas más frecuentes suelen ser: tras la última muela, en el paladar o entre las raíces dentales. Generalmente se colocan en lugares poco visibles, en caso de ser en la parte exterior de la encía se intentarán ubicar sobre la arcada de la sonrisa.

En referencia al proceso de la intervención, el dentista aplica una mínima anestesia local y coloca el microimplante en su posición en pocos minutos. No es necesario dar puntos de sutura en el tejido mucoso. Puesto que el mismo microtornillo ya está creado para autoperforar y autorroscarse, esto significa que no hay que hacer ninguna incisión ni agujero previo a la colocación. El mismo día de la intervención ya se puede colocar una goma elástica o cadeneta y unirse al aparato ortodóncico. Al finalizar, el paciente no siente ningún dolor y puede hacer vida normal. En su lugar, simplemente notará un botón que sobresale de su encía.

El microimplante permanecerá en esa posición durante unos meses hasta lograr la posición dental deseada. Es importante que sepas que el tiempo varía según cada tratamiento.

Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia, los microtornillos serán retirados. Los microimplantes se retirarán muy fácilmente, ya que no se produce una ósteo-integración completa. Tan solo habrá que hacer girar el tornillo en la dirección inversa a su colocación y en cinco segundos ya está fuera. Cabe decir que en muchas ocasiones no es ni necesaria la anestesia.

La utilización de TAC y software de planificación en 3D son prometedores, pero la planificación en 2D con radiografías y el juicio clínico y experiencia del profesional son la opción más económica y común con excelentes resultados.

Ventajas de los microimplantes o minitornillos en ortodoncia:

Ampliación de las posibilidades en el tratamiento ortodóncico: los microimplantes permiten tratar casos complejos de ortodoncia con más eficacia y precisión, expandiendo los límites de lo que se podía hacer anteriormente y permitiendo tratar un mayor número de casos límite con medios sólo ortodóncicos si el paciente rehúsa una Cirugía Mayor.

Fácil colocación: la colocación de los microimplantes es muy sencilla, con una intervención mínima y sin dolor para el paciente, con sólo una anestesia mínima en la encía superficial y apenas unos minutos en su inserción. No obstante, su colocación deberá ser llevada a cabo con alguien experto en estas técnicas y sus aplicaciones ortodóncicas.

Fácil retirada: una vez terminado el tratamiento, la retirada de los microimplantes es igual de sencilla incluso sin necesidad de anestesia, sin cicatrices y curación en apenas uno o dos días.

Alto índice de éxito: los microimplantes han demostrado ser una opción muy efectiva y con un alto índice de éxito en el tratamiento ortodóncico. Aunque existen algunos índices de fracaso pequeños (en torno al 10%) estos fracasos no suponen mayor problema que la caída y retirada del minitornillo y su nueva colocación si fuera necesario.

Diseño adaptado: el tamaño pequeño y el diseño adaptado a las condiciones de la boca del paciente hacen que los microimplantes sean cómodos y prácticamente imperceptibles. Cada vez son mejores y están mejor diseñados los sistemas con este fin.

Bajo coste: los microimplantes son una opción económica en comparación con otros tratamientos ortodóncicos que, aunque incrementan ligeramente el presupuesto de Ortodoncia por el coste en sí de los dispositivos y su colocación, es mínimo en comparación con cualquier otro procedimiento como Miniplacas, Cirugías Mayores etc.

Rápida cicatrización: después de la retirada de los microimplantes, la cicatrización es de apenas uno o dos días y la encía y el hueso vuelven a estar como si nada.

Desventajas de los microimplantes en ortodoncia:

Un 15-20% de los microimplantes pueden moverse o desprenderse durante el tratamiento y pueden requerir ser reubicados. Sin embargo, su reubicación es igual de sencilla e inocua que la primera colocación.

Pueden presentar complicaciones después de su colocación, como la inflamación y reacción de la mucosa circundante al microimplante, que pueden causar hinchazón, enterramiento o encallecimiento. Esto puede evitarse manteniendo una higiene exhaustiva y aplicando geles antisépticos, así como planificando correctamente su ubicación en una encía no móvil. Afortunadamente las complicaciones no van a más y tienen fácil solución.

Al igual que los brackets, los microimplantes pueden causar molestias o rozaduras los primeros días hasta que la mucosa se acostumbre al roce. Esto puede minimizarse aplicando resinas de goma o composite sobre la cabeza del microimplante o cera de ortodoncia.
El uso indiscriminado de los microimplantes como una moda, gracias a vendedores que promueven esta técnica, puede llevar a su uso innecesario en ocasiones. Es importante utilizarlos sólo cuando supongan una ventaja adicional para el paciente y no sólo porque se haya vendido como la mejor o más novedosa opción.

Es importante destacar que, a pesar de las desventajas, los microimplantes en ortodoncia siguen siendo una alternativa muy útil y eficaz para el tratamiento ortodóncico en casos adecuados.

Microtornillos en Ortodoncia en combinación con Invisalign

Los Alineadores Invisibles y los microtornillos: una combinación ganadora

Los Alineadores Invisibles son una excelente opción en Ortodoncia para corregir los problemas de posición de los dientes a través de mecánicas de empuje. Sin embargo, estos alineadores tienen dificultades al tratar de realizar movimientos que requieren fuerzas de tracción.

Es aquí donde entran en juego los microtornillos, los cuales están diseñados específicamente para aplicar fuerzas de tracción en los dientes. La combinación de ambas técnicas brinda grandes posibilidades en el tratamiento ortodóncico.

Además, los microtornillos son una solución ideal para solucionar las limitaciones o inconvenientes pequeños de los Alineadores Invisibles. Con esta combinación, podemos decir que hoy en día es posible tratar casi todo de la misma manera con Alineadores Invisibles que con brackets tradicionales, sólo es necesario saber cómo aplicar los microtornillos en conjunto con los Alineadores.

Sin embargo, es importante destacar que el microtornillo por sí solo no resolverá ningún problema, sino la mecánica y el sistema de fuerzas aplicado a los dientes. Por lo tanto, es fundamental conocer bien cómo se aplican estas fuerzas para aprovechar al máximo la combinación de Invisalign y microtornillos.

La unión de Invisalign con microtornillos es una de las herramientas más efectivas que tenemos en Ortodoncia para los casos complejos, tanto en efectividad como en comodidad y simplicidad para el paciente. Gracias a estos dos avances, el paciente adulto con situaciones o maloclusiones complejas puede beneficiarse del mismo tipo de tratamiento cómodo, simple y sin grandes complicaciones.

Cuidados después del implante de un microtornillo

Después de la colocación de microtornillos en Ortodoncia, es fundamental seguir unos cuidados adecuados para asegurar su estabilidad y éxito, así como prevenir complicaciones. Aquí hay algunos consejos clave para seguir después del implante:

• Cepillar suavemente: Cepille suavemente la cabeza del tornillo con un cepillo suave o de cirugía.

• Aplicar Clorhexidina en gel: Aplique Clorhexidina en gel alrededor de la cabeza del tornillo todas las noches para evitar el acúmulo de bacterias.

• Usar cera para proteger: Si es necesario, puede aplicar cera para proteger los dientes de los roces durante la primera semana.

• Mantener el tornillo en su lugar: Si el tornillo se afloja o se mueve, es posible que sea necesario ajustarlo para mantenerlo en su lugar. Vigilar su visibilidad, que no se entierre, movilizar los tejidos alrededor para que no se enclave o lo engloben cerrándolo y si hay cambios avisar a la clínica.

• Proteger el tornillo si se cae: Si el tornillo se cae, guárdelo y llévelo a su ortodoncista, ya que generalmente se puede volver a colocar sin problemas.

• Los cuidados postoperatorios son esenciales para el éxito del tratamiento de Ortodoncia con microtornillos. Siguiendo estos consejos y trabajando en estrecha colaboración con su ortodoncista, puede asegurarse de lograr los mejores resultados posibles.