ortodoncia-invisible-en-bilbao

Ortodoncia invisible

Aunque los orígenes de la ortodoncia remonta a la antigua Grecia, han hecho falta centenares de años de evolución tecnológica y científica para que podamos disfrutar de tratamientos ortodónticos más discretos y estéticos. Hoy en día, niños, adolescentes y adultos pueden realizarse un tratamiento de ortodoncia invisible para alinear su sonrisa.

En este artículo veremos cuáles son las diferentes opciones para realizar un tratamiento de ortodoncia invisible sin brackets tradicionales, pero antes hablaremos de en qué consiste exactamente la ortodoncia invisible.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible es la corrección de la posición de los huesos y los dientes mediante aparatos que no son perceptibles a la vista. En esta técnica los aparatos fijos (brackets) van colocados en la parte interna de los dientes, mientras que en la convencional van situados en la cara externa. Con este tratamiento se obtienen los mismos resultados pero con un coste superior y un periodo de tiempo más prolongado.

Actualmente, la ortodoncia invisible ha desarrollado otra técnica que consiste en unas férulas transparentes removibles que están situadas en la parte externa de los dientes y que son prácticamente imperceptibles a la vista. Están hechos a medida y con un material de plástico resistente (policarbonato). El tiempo del tratamiento suele ser parecido a la técnica convencional.

La ortodoncia invisible, como su propio nombre indica, engloba todos aquellos tratamientos ortodónticos que tienen como principal objetivo ser discretos. La idea que refuerza este tipo de solución transparente o estética es ofrecer una alternativa más estética que los tradicionales brackets metálicos para que el paciente se sienta más cómodo y seguro de sí mismo.

La ortodoncia invisible se ha convertido en la solución favorita de los pacientes adultos, sobre todo aquellos que trabajan de cara al público o que prefieren no tener que dar explicaciones sobre los motivos que les han empujado a alinear su sonrisa.

Ortodoncia invisible: ¿en qué consiste y cómo funciona?

La ortodoncia invisible básicamente consiste en mejorar la salud y estética de la sonrisa de forma discreta. Es un tipo de ortodoncia que pasa más desapercibida por los demás, ya que suele ser del color del esmalte dental o directamente es transparente, como el caso de los alineadores invisibles.

Al igual que los tradicionales brackets metálicos, los dispositivos de ortodoncia invisible ejercen presión sobre las piezas dentales haciendo que se muevan progresivamente al lugar que les corresponde. La forma en la que la ortodoncia invisible ejerce esa presión varía dependiendo del tipo de dispositivo que se utilice ya que, como veremos más adelante, la ortodoncia invisible puede constar de brackets o de férulas transparentes.

Tipos de ortodoncia invisible

Existen varios tipos de ortodoncia invisible. Dependiendo de factores como el tipo de problema a tratar, será más recomendable usar un método u otro. Para saber cuál es el tipo de ortodoncia invisible que más se adapta a tus necesidades, lo mejor es consultarlo con un ortodoncista. Las diferentes opciones dentales invisibles que existen podríamos dividirlas en dos bloques: aparatos fijos y aparatos removibles.

1. Ortodoncia invisible fija

Entre los aparatos fijos, los tipos más comunes son los brackets de cerámica, los de zafiro (ambos con brackets estéticos situados en la parte frontal de los diente) y los linguales (que se colocan en la parte de atrás de los dientes).

1.1. Brackets de cerámica

Los brackets de cerámica se asemejan a los aparatos tradicionales metálicos, con la diferencia de que están hechos de material cerámico cuyo color es parecido al esmalte natural del diente, ofreciendo una opción casi invisible desde el exterior. Los aparatos de cerámica, al igual que los brackets metálicos, requieren un seguimiento frecuente con visitas mensuales al dentista para ir ajustando el arco.

1.2. Brackets de zafiro.

Los brackets de zafiro son muy parecidos a los de cerámica, pero la principal diferencia es el material con el que están hechos. El cristal de zafiro es transparente, por lo que se adapta perfectamente al color natural del diente. En cuanto a la fiabilidad del aparato, los brackets de zafiro son altamente resistentes y ofrecen una gran adherencia al diente. También requieren un seguimiento presencial regular con el ortodoncista para ir ajustándolos.

1.3. Brackets linguales

Los brackets linguales son el único tipo de ortodoncia invisible hecha de metal. Se pueden categorizar como “ortodoncia invisible” ya que estos se colocan en la parte trasera del diente, por lo que son imperceptibles (invisibles) desde fuera. Este tipo de aparato también requiere un seguimiento presencial mensual con el ortodoncista para poder ir ajustándolo.

2. Ortodoncia invisible removible

Los alineadores transparentes se presentan como una alternativa más práctica que los aparatos de ortodoncia fija, ofreciendo innumerables ventajas, además de la de ser extraíble.

Este es un tratamiento innovador que consiste en la fabricación a medida de una férula transparente en la cual se colocan interiormente accesorios para controlar el desplazamiento de los dientes hacia la posición que se precisa. La férula es fabricada con materiales plásticos y se cambia cada dos semanas, aproximadamente, según las indicaciones del especialista. A parte de ser invisible, otra de las ventajas es que es totalmente removible, por lo que el paciente puede quitarse la prótesis siempre que lo precise

Ventajas e inconvenientes de los tipos de ortodoncia invisible

La principal ventaja de la ortodoncia invisible frente a métodos tradicionales es el apartado estético, ya que apenas se notan y permiten llevar una vida totalmente normal sin que el apartado estético bucodental se vea afectado. En cuanto a sus desventajas, es habitual que la ortodoncia invisible necesite un poco más de tiempo que la ortodoncia convencional para lograr los resultados, así como con un coste algo superior.

Todas las técnicas resultan eficaces, aunque bien es cierto que entre ellas existen diferencias. Los alineadores son un procedimiento en el cual no se utilizan alambres ni brackets, por lo que se evitan ulceraciones y las molestias asociadas a este tipo de ortodoncia. Además, es removible, por lo que es mucho más cómodo para el paciente poder quitarse la prótesis para comer y cepillarse los dientes, lo que supone una ventaja para seguir un buen mantenimiento de higiene bucal.

Por otra parte, el sistema de ortodoncia lingual no es removible, aunque permite evitar los daños que pueden causar los aparatos de ortodoncia convencional, como la descalcificación y las manchas. Además, el tratamiento lingual es totalmente invisible.

¿Cómo limpiar la ortodoncia invisible?

Antes de explicar cómo se debe limpiar la ortodoncia invisible, debemos tener en cuenta qué tipo de ortodoncia invisible llevamos. Por un lado, en la ortodoncia invisible con brackets tendremos que ser muy cuidadosos, ya que los brackets no son removibles. Esto conlleva una mayor dificultad a la hora de usar el hilo, ya que el arco metálico no nos permite pasar el hilo entre las piezas en las que se encuentra colocado. Además, el hecho de que los brackets estén adheridos a la superficie dental hace que tengamos que cepillarnos de manera más concienzuda.

Por otro lado, en los alineadores invisibles el cepillado se realiza sin problema alguno. Esto se debe a que cuando queramos cepillarnos los dientes solo tenemos que retirar los alineadores y proceder a cepillarnos como de costumbre. Para limpiar los aparatos en sí, tan solo hay que utilizar un cepillo de dientes suave y jabón neutro. De esta forma eliminamos la suciedad o placa que pueda haber quedado adherida a ellos durante su uso.

¿Cuánto tiempo dura la ortodoncia invisible?

De promedio, un tratamiento con ortodoncia invisible puede durar entre 6 y 24 meses, aunque hay casos que pueden resolverse en menos tiempo y otros que puede llegar a necesitar algunos meses más. Para saber con exactitud cuánto tiempo durará tu tratamiento con ortodoncia invisible, tu especialista debe valorar el caso. El tiempo de duración de la ortodoncia invisible puede variar ligeramente según el tipo de tratamiento de ortodoncia que se escoja, pero la dificultad del caso será el factor determinante.

Preguntas frecuentes sobre la ortodoncia invisible

¿Quién puede realizarse un tratamiento de ortodoncia invisible?

Todo el mundo puede realizarse un tratamiento de ortodoncia invisible. Niños, adolescentes y adultos pueden optar por cualquiera de estas cuatro opciones.

¿Los aparatos de ortodoncia invisibles duran más o menos que los brackets convencionales?

El sistema de ortodoncia invisible escogido puede influir en la duración del tratamiento pero la complejidad del caso a tratar es lo que realmente determina la duración.

¿Hay edad mínima para usar el sistema de ortodoncia invisible?

No existe una edad mínima para usar la ortodoncia invisible. Los especialistas recomiendan llevar a los niños a una primera visita con el ortodoncista alrededor de los 6 años para verificar que los dientes están creciendo normalmente. Dependiendo del caso de cada niño, una vez se pueda empezar a usar ortodoncia correctiva, se podrá usar ortodoncia invisible.

¿Cuándo se empiezan a ver los resultados de la ortodoncia invisible?

Todo dependerá del diagnóstico y del tipo de dispositivo aunque en muchos casos los resultados de la ortodoncia invisible empiezan a notarse a partir del tercer mes de tratamiento.

¿Cuál es la mejor ortodoncia invisible?

No hay una ortodoncia invisible que sea mejor que otra. El especialista te aconsejará cuál es la mejor ortodoncia invisible en función de tus necesidades y gustos.

¿Qué es lo último en ortodoncia invisible?

Lo último en ortodoncia invisible son los alineadores invisibles. Este tipo de ortodoncia es el más novedoso y presenta muchas ventajas respecto a otros tipos de ortodoncia invisible.

¿Funciona la ortodoncia invisible?

Sí, la ortodoncia invisible funciona y es igual de efectiva que la ortodoncia tradicional, con la ventaja de pasar más desapercibida.

Gomez Bollain te proporciona tratamiendo de ortodoncia invisible o invisalign.