Ataches de invisalign ¿Qué son y para qué sirven?

Entre las opciones para tratamiento de ortodoncia más populares se encuentran los alineadores. Hay gran cantidad de marcas y casas comerciales como Invisalign, Spark, Angel Align, y un largo etcétera. Este tratamiento promete hacer cualquier corrección en tu dentadura sin que se note. Pero dichas férulas, que se cambian cada cierto tiempo, requieren colocarse junto a los ataches. Estos últimos darán mayor efectividad a este procedimiento.

Así que, si estás pensando colocarte este tratamiento ortodóncico o estás evaluando sus opciones, llegaste al lugar correcto. Aquí aprenderás qué son y para qué sirven los ataches de invisalign y por que son tan importantes para este tipo de tratamiento.

Qué son los ataches de invisalign?

Los ataches como tal son pequeños relieves elaborados con composite que se adhieren a determinados dientes. El composite es el material con que se realizan los empastes dentales.

Los ataches son piezas de composite, de alta precisión y de diferentes formas y tamaños, que se fijan de forma temporal a determinadas piezas dentales durante el tratamiento Invisalign. Se colocan en ubicaciones precisas para ayudar a que los alineadores actúen sobre los dientes para alinearlos.

Estos pequeños relieves miden entre 1 y 3 mm y ayudan a que los dientes realicen movimientos muy precisos que solo con los alineadores sería imposible conseguir.

Los ataches son elementos discretos, del mismo tono que los dientes y se retiran con facilidad al final del tratamiento. Se utilizan solo cuando se necesita fuerza adicional para completar algunos movimientos dentales y son puntos de anclaje sobre los que se puede aplicar esa fuerza de manera más efectiva y predecible.

Con los ataches el alineador o férula se agarra mejor a la dentadura. Esto permite que se lleven a cabo los micromovimientos correctivos en la dentadura que el clincheck de invisalign ha determinado y que la férula como tal no puede hacer por sí misma. El tamaño de los ataches oscila entre 1 y 3 milímetros, su color es muy similar al de los dientes, por lo que en realidad resultan un elemento muy discreto.

Tal y como se eligen las férulas de manera personalizada, así también los ataches. Si recordamos que el proceso de diagnóstico de las férulas obtiene como resultado un diseño único de las mismas que varía cada cierto tiempo.

Los ataches igualmente son colocados conforme a la necesidad del paciente y dependiendo de la fase en la que se encuentre dentro del proceso de cambio. De hecho, los ataches no tienen porqué ser colocados en el mismo diente durante todo el proceso. Es decir, sea que se trate de una mordida cruzada o de un apiñamiento de los dientes, cada caso tiene sus necesidades específicas y de eso dependerá la colocación de los ataches. Los mismos además son colocados bien sea en la parte de enfrente de los dientes, llamada área vestibular dental o detrás de los dientes o en la zona lingual o palatina según sea el caso.

¿Duelen los ataches?

La colocación de los ataches es rápida e indolora, aunque se pueden notar leves molestias durante los primeros días, no por los accesorios, sino porque el alineador está actuando con más fuerza. Los ataches son discretos, no provocan rozaduras ni heridas y el paciente se acostumbra enseguida a su tacto.

Finalizado el tratamiento de ortodoncia, los ataches se retiran fácilmente y sin causar daño alguno en la superficie dental.

¿Se caen los ataches?

La respuesta a esta pregunta es sí, pero no te preocupes, aunque ciertamente pueden caerse o descementarse, esto no es habitual. La causa más común por las que un ataches se descementa es por la fuerza del masticado. Aunque también pudieran caerse por la misma fuerza que el tratamiento ejerce o por la mala colocación de los alineadores.

Así que, no le temas al cepillado o al uso del hilo dental, los ataches no se caen por cepillarse adecuadamente, ni por el uso de seda dental, pues justamente están diseñados para soportar este tipo de fricción

Algo que debes tener muy en cuenta es que cuando se cae un atache debes asistir lo más pronto posible con tu dentista, en especial porque el éxito de este tipo de tratamiento depende en gran manera de los micromovimientos que los ataches realizan. Cuanto más tiempo tardes en volverlo a poner, tanto más tardarás en corregir tu dentadura.

¿Cómo se colocan los ataches de Invisalign?

Después de la panorámica y la proyección 3D, que se realiza en el proceso de diagnóstico previo a la asignación de las férulas, se colocan los ataches. Estos se colocan en el comienzo del tratamiento ortodóncico mediante un proceso sencillo y sin dolor.

En primer lugar el ortodoncista recibe las férulas listas para iniciar el procedimiento, junto a ellas llega un molde individualizado que tiene la forma hueca de los dientes y los ataches. A este molde o plantilla se le llama attachment template. Y, es este molde el que se rellena con el composite ya mencionado. Posteriormente se coloca sobre los dientes del paciente hasta que se seca con la ayuda de un polimerizador. Vale la pena aclarar que un polimerizador es una lámpara que permite el endurecimiento de la resina o composite.

Finalmente se retira la plantilla de la boca del paciente par confirmar que los ataches están bien adheridos a los dientes que han de corregir. Si te queda restos de composite en tus dientes, asegúrate de que el ortodoncista lo elimine para que puedas estar completamente cómodo y limpiar tus dientes sin problema.

¿Cómo se retiran?

Cuando llega el tiempo de cambiar los ataches el ortodoncista simplemente lo pule con una copa de goma o una fresa de diamante. La primera opción es la menos abrasiva para el esmalte, por lo que mi recomendación es que elijas esta opción para proteger la superficie de tus dientes.

Ventajas de escoger Invisalign y sus ataches como tratamiento para corregir tus dientes

Además de ser uno de los tratamientos ortodóncicos más estéticos que existe en la actualidad, los tratamientos con invisalign, o con los alineadores en general, te permitirán:

• Tener una correcta higiene dental y por tanto una mejor salud bucal. Esto es posible porque los alineadores deben ser retirados para comer y para cepillarse los dientes.
• Comer lo que quieras. A diferencia de los brackets que se caen por comer alimentos duros, los ataches de estas férulas no lo hacen.
• Ser libre de rozaduras y llagas en tu boca. Los invisalign junto a sus ataches no rozan ni rompen tu boca en ninguna parte del proceso, a diferencia de los brackets que siempre lo hacen tras su colocación.
• No sentir molestias cuando te los colocan
• Obtener la sonrisa perfecta en unos pocos meses de tratamiento gracias a la personalización de cada uno de los ataches, pues estos mueven el diente hasta que este se coloque en su posición correcta.

Gomez Bollain se trata de una clínica dental especialista en tratamientos de invisalign en Bilbao.