Tratamiento de invisalign en Bilbao

La ortodoncia después de los 30

Detrás de esas sonrisas de cine que lucen casi todas las celebrities se encuentran tratamientos de ortodoncia y blanqueamientos dentales. Clásicamente, se creía que los aparatos de ortodoncia se usaban sólo en la adolescencia o la niñez…pero eso es historia…¡¡¡la ortodoncia no tiene edades!!!.

Hay quien piensa que ya tiene demasiados años para llevar a una ortodoncia. Pero no es así. Nadie es suficientemente mayor para un tratamiento de ortodoncia. Con una correcta alineación de los dientes se consigue corregir muchos problemas derivados de una mala oclusión dental. Muchas personas, ya pasados los 30 optan por un tratamiento de ortodoncia que solucione este problema con el que llevan años conviviendo. Sin olvidar el beneficio añadido de que ese tratamiento también mejora su aspecto y su sonrisa. Después de la ortodoncia, es el momento ideal ideal para un blanqueamiento dental.

En contra de lo que se suele creer, los tratamientos de ortodoncia en la edad adulta no son más largos que en un adolescente o en la edad infantil. En ocasiones son tratamientos “diferentes”, ya que es más frecuente la ausencia de alguna pieza dental que ha sido extraída previamente, o la presencia de implantes dentales o carillas y fundas de porcelana. Sin embargo, esto no es impedimento para el tratamiento. El requisito previo es que los dientes y la encías estén sanos antes de comenzar el tratamiento, independientemente de la edad del paciente. De hecho, mucho pacientes a los que se les ha curado su enfermedad periodontal son enviados al ortodoncista para alinearse los dientes y que puedan mantener una mejor higiene dental.

Motivos para considerar una ortodoncia en la edad adulta

El objetivo del tratamiento de ortodoncia en adultos es conseguir un mejor alineamiento de los dientes. Porque unos dientes mal alineados impiden que mastiquemos correctamente. Y esa mala mordida nos provoca desgastes en los dientes, e incluso puede acarrear problemas en la musculatura facial (dolores, sobrecarga) y en la articulación de la mandíbula.

Apostar por un tratamiento dental después de los 30 corregirá la alineación dental, la mejorará la sonrisa, y sobre todo, tendrá efectos beneficiosos en la función masticatoria a medio y largo plazo.

La edad no te limita y gracias a la tecnología de hoy puedes encontrar ortodoncia discreta para renovar tu sonrisa sin que nadie lo vea. Todo depende de tu caso en particular, y de realizar un correcto diagnóstico. Hoy puedes encontrar muchos tipos de ortodoncia para mejorar la estética, alinear tus dientes y corregir la mordida sin problema. Renovar tu sonrisa tiene muchos beneficios como el ayudar a que tu diente tenga una vida más larga y sana, como también estético y emocional. Recuperar las ganas de sonreír no tiene precio.

¿Realmente es efectivo?

‍El tratamiento de ortodoncia en adultos realiza un movimiento dentario y no esquelético, como es el caso de niños y adolescentes. También tienes que tener en cuenta en qué estado están tus dientes antes de elegir un tratamiento. Hay ciertas condiciones que pueden dificultar el tratamiento, como si tienes implantes, coronas o carillas, enfermedad de las encías (periodontitis o gingivitis) o si tienes caries. Es importante tenerlo en mente porque en ocasiones, es necesario que el ortodoncista y el dentista general se coordinen para ver cuál es el mejor tratamiento.

La ortodoncia ideal para adultos

¿Tengo que ponerme brackets?

No existe un tratamiento mejor que otro. Depende más bien de cada caso y de qué es mejor para ti. Y hoy puedes estar tranquilo con las alternativas que te ofrece la ortodoncia.

Si quieres mejorar tu sonrisa sin que nadie apenas lo note, una opción son los brackets estéticos. Son brackets que tiene un color muy similar al de los dientes, y pasan muy desapercibidos a nivel estético. Su principal atractivo es que son más disimulados que los metálicos (los convencionales).

También puedes encontrar los brackets linguales. Estos van ubicados en la carilla interna del diente por lo que casi no se ven. Son personalizados a cada paciente y pueden ser una opción muy cómoda si quieres evitar que los brackets te hagan heridas en la boca. Por otro lado, tienen un periodo de adaptación mayor que otros tratamientos. Debes considerar que la higiene en brackets se dificulta y su precio es mayor que los convencionales.

Otra alternativa que puedes encontrar que considera discreción, comodidad y precio son los alineadores invisibles. Con los alineadores podrás corregir tu sonrisa sin pasar por los brackets, por lo que podrás corregir apiñamiento o dientes separados en un grado moderado sin que nadie lo vea. Son unas placas o férulas removibles que debes usar cada 22 horas y cambiarlas cada dos semanas para que desplacen tus dientes a la posición deseada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.