Ortodoncia infantil en Bilbao

Ortodoncia infantil: cuándo empezar

Los ortodoncistas recomiendan que los niños comiencen a realizarse una revisión anual de sus dientes a partir de los 7 u 8 años. A esta edad los dientes incisivos superiores e inferiores ya son los definitivos o están erupcionando, por lo que será sencillo realizar un diagnóstico precoz de posibles alteraciones del crecimiento óseo.

Con una revisión a tiempo se pueden evitar tratamientos de ortodoncia más complejos en el futuro, por eso se considera la infancia como el momento idóneo para actuar y prevenir algunos de los problemas de maloclusión dental.

La Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) recomienda que la primera visita al dentista se realice tras la erupción del primer diente y siempre durante el primer año de vida, con el fin de prevenir la aparición de caries y otras posibles patologías habituales, además de supervisar el crecimiento de los dientes y, si fuera necesario, poder derivar al niño al ortodoncista a tiempo. Y es que algunas alteraciones dentales es mejor corregirlas antes de que se produzca el cambio de los dientes de leche por los definitivos.

Los tratamientos de ortodoncia infantil, en general, son más eficaces que los realizados durante la edad adulta, debido a que la estructura ósea que soporta los dientes está en crecimiento y los dientes definitivos aún no han erupcionado por completo.

El tipo de aparato que se utilice para la realización de tratamientos de ortodoncia interceptiva dependerá de la edad del niño. Por ejemplo, se puede iniciar la ortodoncia con aparatos removibles, fabricados con materiales acrílicos, con los que se pueden corregir problemas de mordida.

Este tipo de ortodoncia recibe este nombre porque pretende “interceptar” el proceso de crecimiento de su estructura maxilofacial y adelantarse a los problemas de oclusión y mordida que el niño/a desarrollará cuando haya finalizado su fase de crecimiento, especialmente prognatismo y retrognatismo.

Ortodoncia infantil en Bilbao

Beneficios de la ortodoncia infantil

Mejora de la salud periodontal: Desde el momento en el que las primeras piezas dentales en los niños, estos son susceptibles de acumular placa. Pero, con la aparición de la dentición permanente y los posibles apiñamientos dentarios, esta acumulación de sarro se hace más severa. Por eso es necesario mejorar el apiñamiento y conseguir una correcta oclusión, que propicia que los tejidos periodontales estén más saludables. La higiene dental será más sencilla y efectiva, con lo que habrá menos placa bacteriana acumulada en nuestros dientes, y todo ello, junto a una mejora del reborde alveolar de todos los dientes, conducirá a que tanto el hueso como las encías estén y se vean más sanos.

Atenuar o eliminar problemas en la articulación témporo-mandibular: al corregir las malposiciones dentarias y la mordida, se alivian las fuerzas de presión excesivas sobre la ATM, con lo que los niños pueden notar una mejoría en la sintomatología de dolor, ruidos, etc.

Mejor masticación, deglución y digestión de los alimentos: en muchas ocasiones, cuando el niño/a tiene una maloclusión que le impide triturar correctamente los alimentos, con la ortodoncia contribuiremos a que las digestiones sean mejores.

Ortodoncia infantil en Bilbao

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia infantil?

En cuanto a la duración y tipo de tratamiento, una vez más dependerá de cada caso, de cada tipo de maloclusión, de cada niño o niña en particular. Es por ello que no se puede comparar nunca, ni intentar imponer al especialista en ortodoncia un tipo u otro de aparatología, argumentando que a tal o cual persona que conocemos le trataron con cierto aparato que le fue genial.
Cada niño es un mundo y los especialistas enfocan cada tratamiento dependiendo del problema, el carácter y la disposición de los niños.

No se puede pensar en la misma aparatología para un niño tranquilo que para uno que sufra de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

Eso lo tienen que valorar nuestros profesionales para saber qué tipo de aparatología es más conveniente en cada caso.
Solo el ortodoncista está capacitado para estudiar, diagnosticar y tratar cada caso particular. Y siempre teniendo en cuenta también que, a veces, los tratamientos de ortodoncia necesitan varias fases, con distintos tipos de aparatos, en diferentes edades del niño/adolescente, para que el resultado final sea totalmente satisfactorio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *