¿Qué son los brackets autoligables?

¿Qué son los brackets autoligables?

La ortodoncia autoligable se caracteriza por no llevar ligaduras, que son unos pequeños dispositivos metálicos o elásticos que unen el bracket con el arco.

En su lugar, los brackets cuentan con un clip que sujeta el arco y que permite transmitir toda la fuerza a los dientes a través del brackets.

Los brackets autoligables tienen, a simple vista, una apariencia similar a los tradicionales brackets metálicos. Sin embargo, no funcionan exactamente de la misma manera.

¿Cómo se colocan?

Como en cualquier otro tratamiento de ortodoncia, antes de proceder a la colocación de los brackets autoligables es imprescindible realizar un estudio del caso del paciente.

En esta primera cita, el ortodoncista llevará a cabo una exploración de la boca, realizará una serie de radiografías y tomará tanto fotografías intraorales como extraorales.

Este estudio es de vital importancia para realizar una buena planificación del caso, determinar si el tratamiento es adecuado para el paciente y conseguir los resultados esperados.

Una vez realizado el estudio, el paciente volverá a la clínica dental para que el ortodoncista proceda a cementar los brackets de autoligado.

Tipos de brackets autoligables

En función del material con el que están fabricados, podemos distinguir dos tipos de brackets de autoligado:

1- Metálicos

Son los brackets autoligables que se utilizan con mayor frecuencia. Tienen una apariencia similar a la de los tradicionales brackets metálicos, pero son más pequeños.

2- Cerámica

Estos brackets tienen una apariencia mucho más estética, ya que se mimetizan con el color del esmalte del diente.

Por tanto, son escogidos por los pacientes que prefieren una ortodoncia más discreta y que no se note tanto.

Ventajas de los brackets autoligables

Las principales ventajas de los brackets de autoligado son las siguientes:

▪ Mejor higiene

El convencional aparato metálico dificulta el acceso a los dientes, por lo que impide realizar una correcta higiene bucodental mediante el cepillado.

Sin embargo, los brackets autoligables, al no tener ligaduras, permiten acceder con más facilidad a los dientes.

Aun así, debes saber que es necesario utilizar elementos complementarios -como la seda dental o los cepillos interproximales– para llevar una correcta higiene bucodental.

El hecho de mejorar la higiene bucodental, previene importantes enfermedades bucodentales, como la caries, la gingivitis o la periodontitis.

▪ Mayor comodidad

El dolor y molestias de este tratamiento son menores al convencional. Esto se debe a la menor fricción del proceso. Además gracias a esta menor fricción, el tratamiento es mucho más lento, observando cambios más rápidos que con el sistema convencional.

▪ Mejor estética

Son más estéticos que los brackets metálicos convencionales, ya que los brackets tipo Damon son transparentes que no se tiñen, mejorando así la estética.

▪ Menos visitas al dentista

Las visitas al dentista son más cortas y no tan asiduas, ya que al no llevar ligaduras la revisión en las citas con el dentista son más sencillas para el paciente.

Si estás buscando un ortodoncista en Bilbao, en Gómez Bollain te ayudaremos y te asesoraremos en lo que necesites.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.